Abono a la carta, gracias a los drones



Abono a la carta, gracias a los drones"data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">

Día 20/06/2018

Abono a la carta, gracias a los drones

Bodegas Emilio Moro inicia un programa de nutrición inteligente, basado en las nuevas tecnologías de geolocalización, con el objetivo de conseguir la transformación digital y la optimización de los procesos en sus viñedos.

Este nuevo sistema de abonado comienza ahora su fase decisiva. En una etapa previa, tras firmar el año pasado un convenio con la empresa Telefónica, la bodega incorporó el software VisualNacert, el geolocalizador de parcelas más evolucionado del mercado.

Después de realizar una serie de grabaciones aéreas de los viñedos, los responsables de la bodega han podido realizar una interpretación agronómica de los datos y un diagnóstico pormenorizado del estado nutricional de cada planta, consiguiendo así analizar el índice de estrés hídrico, la necesidad de abono o de poda de cada sector, etc.


Con la aplicación de esta nueva tecnología se logra el máximo potencial productivo de la vid a poder aportar a cada cepa la cantidad y tipología de nutrientes que necesita.


Gracias a esta información, que se recibe en una aplicación móvil, los técnicos pueden adoptar medidas concretas para cada vid. A la hora de realizar el abonado, los pilotos especialistas sólo deben cargar los mapas de vuelo en el sistema informático del dron y geoposicionarlo en las coordenadas deseadas, para que las máquinas procedan a un abonado “a la carta” de la planta, es decir, que aporte a cada cepa la cantidad y tipología de nutrientes que necesite. Como explica Vicente Abete, responsable de Viticultura de Bodegas Emilio Moro, “la información que recaban los drones nos permite saber dónde están aquellas cepas que nos dan una calidad inferior, para poder actuar sobre ellas y mejorar la calidad de la uva. Esa información se la transmitimos a la persona que va a trabajar a la viña, quien aplicará los tratamientos adecuados al estado nutricional de la planta. La producción se ve mejorada en términos de calidad y cantidad de una manera clara". Con este sistema, por tanto, se obtendrá el máximo potencial productivo de la vid mediante la optimización del abono.

Los drones, que se dieron a conocer al gran público por sus usos recreativos, han dado el salto a otros sectores como el agrícola, logrando, como en este caso. Un uso que sin duda forma parte de la innovadora agricultura de precisión.



Abono a la carta, gracias a los drones" data-width="600">

Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC QUALITY CONTROL








Video de la semana
World Bulk Wine Exhibiton 2018