¿Hemos dado por imposible el consumo interno de vino en España y nos dedicamos más a las exportaciones?



¿Hemos dado por imposible el consumo interno de vino en España y nos dedicamos más a las exportaciones?" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 17/07/2019

¿Hemos dado por imposible el consumo interno de vino en España y nos dedicamos más a las exportaciones?

Termino esta trilogía de artículos encadenados con esta reflexión que me planteo desde hace tiempo sobre el consumo de vino interno en España, en casi continuo descenso desde hace décadas y sin grandes perspectivas de que pueda recuperarse.

En esta última etapa, parece que el consumo repunta suavemente algunos años, para volver a perderlo al año siguiente. No es descabellado decir que, en España, sencillamente, no se consume vino, al menos como país con tradición consumidora: las cifras apuntan ahora a un consumo de poco más de 10 millones de hectólitros y una media de 27 litros per cápita anuales.

Yo siempre me pregunto qué parte de esa cantidad se beben los turistas que nos visitan. Si quitáramos el consumo turístico, esta cantidad, por desgracia, bajaría bastante.

Es cierto que el consumo sube en algunos sectores, sobre todo en el de vinos de más calidad, pero es tan poco lo que se consume que este aumento es inapreciable casi en el cómputo general.

Todo esto ya es sabido por todos. Pero analicemos otra realidad que tenemos en España.

En primer lugar, nuestros empresarios, nuestros emprendedores, han sido y son capaces de colocarse en los primeros lugares vendiendo vino, pero fuera de España, superando con creces la cantidad que exportábamos hace diez o veinte años. Es decir, son capaces de vender mucho vino en todo el mundo. Y, sin embargo, en España no consumimos vino.

Otro extremo que me llama la atención es lo que podríamos llamar “pasión” por el vino en España. Convocas una cata y se llena en poco tiempo, el enoturismo va viento en popa incrementándose cada año. El vino está de moda en restaurantes, tiendas. La gente quiere saber de vinos, visita bodegas ávidas de explicaciones, saborea los vinos con fruición. Si en una comida o reunión se habla de vino y hay alguien que entiende un poco, los demás rápidamente comienzan a preguntarle, convirtiéndose en el centro de atención. Y, sin embargo, no consumimos vinos. Es inexplicable.

No sé si, como titulo este artículo, será que nuestros industriales han dado por imposible el consumo en España y por eso se dedican más esfuerzos en el exterior, a la vista de los buenos resultados que da.

A pesar de ello, por las razones antes expuestas, porque el vino está de moda, por el creciente enoturismo, el interés que se crean en catas y presentaciones, creo sinceramente que tenemos buenas cartas para jugar la partida. Y que el consumo lo vamos a poder reactivar, quizá incrementando este gran interés que hay por el vino, explotándolo con esas catas abarrotadas de gente, explicando el vino y su mundo.

Dicen, y así lo creo, que no hay que explicarlo eliminando las trabas y los tabúes, para comunicar que no hace falta hacer un máster para conocer el vino y disfrutarlo. Aunque puede que no sea malo del todo conservar un poco ese halo misterioso que rodea a este nuestro mundo.

No sé, por desgracia no tengo la solución, pero sí creo firmemente que debemos hacer un esfuerzo para recuperar el consumo que teníamos en más de 40 litros per cápita, hace poco más de 20 años y que está por los suelos. Teniendo en cuenta que, aunque en nuestros países productores vecinos también baja el consumo, lo siguen manteniendo por encima del nivel de consumo de nuestro país.

Javier Sánchez-Migallón  
Javier Sánchez-Migallón
Director Ediciones Albandea y El Correo del Vino

 




¿Hemos dado por imposible el consumo interno de vino en España y nos dedicamos más a las exportaciones?" data-width="600">
Lallemand
Enolviz
Della Toffola
Lev2050
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.