¿Nos sobra vino o nos faltan consumidores?



¿Nos sobra vino o nos faltan consumidores?" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 10/07/2019

¿Nos sobra vino o nos faltan consumidores?

No comercializamos lo que producimos, por tanto, nuestro problema se centra en la comercialización. Este pensamiento, que se repite desde hace mucho tiempo, toma ahora actualidad. ¿Cuánto tenemos que producir? ¿Es tan sencillo como producir, simplemente, lo que podemos comercializar?

Tal y como se presenta la situación, habrá que tomar una determinación, porque el incremento de producción es constante. El agricultor se queja de que si no produce más, las viñas no son rentables; el elaborador, que no se puede pagar más ya que el vino luego no se lo pagan; y el industrial que no puede pagar más ya que al venderlo embotellado no le permiten aumento de precios para que sea rentable.

Así las cosas, tenemos a todo el sector perjudicado de una u otra manera y quejándose, con o sin razón, pero quejándose.

Hasta ahora tenemos la “suerte” de que la climatología está regulando los mercados del vino; pero no tenemos que dejar de pensar que esto puede no durar siempre y que no es solución ya que es totalmente aleatorio, impredecible e incontrolable. Mientras, la capacidad de producción sigue aumentando año tras año. Imagínense -no es descabellado lo que les voy a poner-, que un año tenemos 57 millones de hl. de producción, y que al año siguiente tenemos 55, no digamos si al otro tenemos 56. Ya en los dos primeros años el problema sería terrible. Si se le añadiera un tercero, sería el desastre total, no nos cabría el vino en las bodegas, se quedarían uvas en el campo y los precios, no quiero ni pensar cómo estarían, tanto de uvas, como de vinos.

Sin embargo, y como la semana pasada les comentaba, las exportaciones del vino español llevan muchos años creciendo sin parar. El buen hacer de nuestros industriales que han sabido y saben incrementar año tras año el vino exportado. No hace tantos años que exportábamos poco más de 10 millones de hl y ahora cada vez nos vamos acercando más a los 30. Tenemos pendiente el precio, pero vamos ganando también poco a poco.

Por tanto, y mientras se toman, o no, soluciones más drásticas, frente a las grandes producciones de cosecha de uva, lo más interesante es seguir buscando nuevos consumidores, abrir nuevos mercados a nivel mundial. Mercados como el chino, el indio, el ruso, todo el este asiático, con una población en constante crecimiento y un poder adquisitivo cada vez mayor. Por poco que consiguiéramos aumentar el consumo en estos países, sería un empujón total y decisivo para las ventas.

No es tarea fácil, pero es nuestra “obligación”, no parar de buscar más y más consumidores para poder sacar nuestro vino. De momento no paramos de crecer y lo vamos consiguiendo, pese a tener grandes competidores a nivel mundial. Pero si tenemos esa idea en la cabeza, si la convertimos en nuestro lema de lucha contra los excedentes, lo iremos consiguiendo, como hasta ahora hemos conseguido crecer. Así las cosas, no nos sobra vino, nos faltan consumidores.

Y si la semana pasada enlazaba el artículo y lo terminaba con el título de este, quiero volver a enlazar este con el de la semana que viene, ya que me parece, en torno a lo que les estoy escribiendo, muy importante, que es:

¿Hemos dado por imposible el consumo de vinos en España?

Nos dedicamos más a las exportaciones dejando de lado el consumo interno.

La semana que viene lo estudiaremos.

 

Javier Sánchez-Migallón  
Javier Sánchez-Migallón
Director Ediciones Albandea y El Correo del Vino

 




¿Nos sobra vino o nos faltan consumidores?" data-width="600">
Lallemand
Enolviz
Della Toffola
Lev2050
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.