El Correo del Vino



" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 19/06/2019

Desgranando las propuestas de medidas a tomar. Empezamos por la destilación vínica obligatoria

Dentro de las medidas propuestas, y en estudio, están, la vendimia en verde, por ejemplo, la inmovilización o el aumento de la prestación vínica obligatoria, tema que vamos a comentar esta semana, tiempo habrá de comentar otras.

Parto de la base, ya comentada con anterioridad, de que siempre, todas estas posibles medidas se deben saber al comienzo de campaña y antes de que se comience a comprar uva, para que el comprador, elaborador y agricultor sepan a qué se enfrenta y pueda obrar en consecuencia. De esta forma sabrán cómo actuar durante la campaña y así, variar el precio de la uva, el de elaboración, o que sepa el agricultor a qué se puede enfrentar caso de una sobreproducción de uvas.

Con estas premisas, centrémonos en el tema de la prestación vínica obligatoria, cuya propuesta es subirla de un 10 a un 15%. No la veo mal, quizá pueda ser una de las mejores medidas. ¿Por qué? Porque estimo que, en primer lugar, es quitar del mercado un 5% de la cosecha, que no es poco en años de gran cantidad. En segundo lugar, este 5% se eliminaría de los vinos de peor calidad, cosa también muy importante, ya que eliminaría malos vinos para incrementar la calidad de los que quedan.

Todos sabemos que, prácticamente desde siempre se intenta sacar el máximo partido y, a la vez, el máximo de vino para la venta, sangrando y sangrando lías, incluso filtrándolas; sacando de ahí unos vinos de calidad más que discutible, que se mezclan poco a poco con los demás y salen al mercado, bajando la calidad.

Este cinco por ciento puede servir para eliminar estos vinos, o quitar también, por ejemplo, los de baja graduación, los de peor calidad procedentes de grandes rendimientos.

Al tener que entregar más, las lías, por ejemplo, no se sangrarían tanto. Y, como digo, mejoraría la calidad general de los vinos, a la vez que se retiraría un 5% más de cosecha, ambas cosas buenas para el mercado.

Por tanto, y siempre avisando con antelación, esta podría ser una primera medida para cosechas que no se puedan comercializar y en las que la calidad de los vinos se podría ver beneficiada al retirar los peores.

Por el momento, no sabemos aún con seguridad cómo puede venir la cosecha, hay disparidad de criterios y creo que con razón. Todo dependerá de la situación meteorológica de aquí a la vendimia: una gran sequia puede mermar la cosecha; si lloviera, cambiaria totalmente. También influiría en función de cómo sea de caluroso el verano o si a principios de vendimia llueve o no. Por tanto, es muy precipitado dar adelanto de cosecha. Yo estimo que será algo menor a la del año pasado, sin que tampoco la podamos clasificar como mala, pero ya les digo que es mejor esperar a ver.

 

Javier Sánchez-Migallón  
Javier Sánchez-Migallón
Director Ediciones Albandea y El Correo del Vino

 




Desgranando las propuestas de medidas a tomar. Empezamos por la destilación vínica obligatoria" data-width="600">
 1 2 3 4 Siguiente »  >>
Marida tu vida con vino
Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.