¿Nos enfrentamos a una ruptura del sector?



¿Nos enfrentamos a una ruptura del sector?" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 04/06/2019

¿Nos enfrentamos a una ruptura del sector?

Nadie duda, y me incluyo entre ellos, que las actuaciones que se están debatiendo por parte de los representantes de los diversos sectores intentan hacerlo lo mejor posible y persiguen, seguro, ofrecer al sector soluciones para ayudarlo. Sin embargo, no todo el mundo cree que estas soluciones sean las acertadas y correctas.

Conforme se van conociendo (con cuenta gotas y por filtraciones más que por informaciones directas) las propuestas que se van poniendo sobre la mesa para intentar solucionar la problemática del sector, se van oyendo voces que discrepan y reniegan de ellas. Ahora las veremos.

De momento hay que analizar cuál es la problemática real del sector del vino español e intentar atajar y solucionar los primeros problemas.

Empezamos, sin duda, por una sobreproducción: producimos más, en cosechas normales, de lo que somos capaces de bebernos y comercializar, tanto nacional, como internacionalmente. Soluciones que se dan frente a esto. Reales, prácticamente ninguna. Una vendimia en verde seguro que no es efectiva; en cuanto a penalizar producciones altas, se hace pero más sobre quien elabora que sobre quien las produce (uno de los grandes problemas que ve la parte elaboradora del sector). Se habla de entregar a destilación el vino procedente de estas altas cosechas, pero claro, la entrega la hace el elaborador, no el agricultor.

Respecto a esto, y créanme, que hablo con muchas personas al día, de los que están en la arena, no en despachos, todos coinciden en que esto no bajará la producción en ningún momento, y el tiempo lo ratificará. Lo que pasará es que las viñas de secano van a ver incrementada su producción “milagrosamente” y en lugar de que la de regadío dé, por ejemplo, 35.000 kilos por hectárea y la de secano 5.000, ambas darán al unísono 20.000 kilos… Tiempo al tiempo…

En La Rioja, por ejemplo, ya se ha desligado totalmente de esta solución una asociación de bodegas. Y no será la única. Las protestas son muchas y unánimes. El sector elaborador y el embotellador se sienten discriminados y principales “paganos” de todas las soluciones, sin ser ellos los culpables.

Incluso muchas personas me están comentado que no se sienten representados por sus asociaciones y que no ven que estas defiendan sus intereses; no ven que en esas reuniones y comisiones pongan propuestas sobre la mesa. Están contrariados y se ven desamparados ante unas normas que les van a perjudicar, y sin poder hacer prácticamente nada por defenderse ni verse defendidos por quienes lo tenían que hacer en esas reuniones. Hay mucha indignación en esta parte.

Sinceramente, yo quiero seguir esperando. Hay que tener paciencia. Pero vuelvo a reclamar más información al sector, que se vea por dónde van las negociaciones y que se debatan. De momento no hay nada en concreto y por tanto nada se puede asegurar. Pero tengan en cuenta y esto va dirigido a quien se reúnen, que, repito, si perjudican a una parte por beneficiar a otra, si no hay equidad y ecuanimidad en las propuestas, si cada uno no carga con su parte de culpa sin echarla al otro, estas supuestas soluciones, en primer lugar, serán injustas, y en segundo pueden crear una crisis y una ruptura en el sector, que será difícil de superar.

Ténganlo en cuenta.

 

Javier Sánchez-Migallón  
Javier Sánchez-Migallón
Director Ediciones Albandea y El Correo del Vino

 




¿Nos enfrentamos a una ruptura del sector?" data-width="600">
Marida tu vida con vino
Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.