En agosto no veas las viñas



En agosto no veas las viñas" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 17/08/2016

En agosto no veas las viñas

Esa frase la oía cada año en mi casa, mi padre siempre me decía que para hacer una evaluación de la cosecha no había que fiarse mucho de lo que se veía en agosto, ya que siempre, siempre, tienen mala pinta.

Es cierto que entonces se empezaba a vendimiar a mediados de septiembre, cuando hoy se comienza, incluso, un mes antes algunos años.

Aunque siempre apostillaba que agosto es decisivo en muchas ocasiones, pero con esta frase se indica que, estando en pleno verano con los días tan calurosos, es normal que la viña presente mala cara.

Ahora, como cada año, comienza a decirse que “las uvas están muy sueltas. No hay tanto como parecía”. Y es cierto, si vas al campo es lo que ves, pero… ¿es lo que habrá al final? Muy sencillo, si no llueve las uvas de secano, que están tan “sueltas” pues no engordaran lo suficiente y se quedaran sueltas hasta la vendimia, perdiendo peso, madurando irregularmente, mermando en kilos, en rendimiento y en calidad, eso es innegable. Por el contrario, si llueve, cesa el calor fuerte y refresca, con el alargamiento de las noches en este mes, la viña, que es muy dura, comienza a rehacerse, a cambiar de cara y la uva se llena de mosto, se “reprieta”, madura mejor y tiene un rendimiento óptimo. Es decir, el cambio es radical y total.

La viña es una planta que está acostumbrada a los rigores del verano, eso nadie lo puede dudar, lleva siglos aclimatándose y aguantando los veranos calurosos y secos de la mayoría de las zonas de España, no es por tanto algo anormal. Es una planta dura y agradecida, muy agradecida, en cuanto le das un poco de lo que necesita te devuelve con creces lo que le has dado.

Que nadie me diga que en agosto, más en su primera mitad, ha visto las viñas de secano con una pinta excepcional, no puede ser, quizá algún año entre muchos se pueda dar esta circunstancia, pero es muy difícil. Normalmente acusa los rigores del verano.

Por tanto en estos momentos es mejor no ver las viñas en exceso, ni hacer un diagnóstico de cosecha, ya que lo más normal es que te equivoques. Si se dan cuenta, hace apenas un mes, las perspectivas eran más que halagüeñas, todo el mundo marcaba la cosecha del siglo, una cosecha de las denominadas “grandes”, cuando no histórica. Ahora si leemos la prensa vemos que es todo lo contrario, el pesimismo reina en los mercados, la merma se da como segura y grande, merma tanto sobre los primeros pronósticos, como sobre la cosecha pasada.

Yo les digo que ni una cosa ni otra, que debemos esperar, que no vamos a tener una cosecha histórica, pero tampoco vamos a tener un desastre de cosecha. Hay merma en el secano, sí, nadie lo duda, y si no llueve se acrecentará al igual que si llueve ganará en kilos. Pero también hay que evaluar el constante incremento que tenemos de regadío, con muchas uvas y donde la sequía no es un problema. Igualmente, hay que hacer cuentas con las miles de hectáreas nuevas que cada año entran en producción. Con este dato han variado las previsiones de los últimos años considerablemente.

Ante esto tenemos la gran dificultad de diagnosticar con exactitud una cosecha ya que son datos muy variados y cambiantes. Por tanto, y para terminar, no seamos tan pesimistas en estos días, esperemos a ver el desarrollo hasta las vendimias y ya tendremos tiempo de hacer evaluaciones.

Quiero resaltar también que las uvas están sanas, sin problemas de enfermedades y que por tanto parece que si no cambian las cosas tendremos una vendimia con uvas de calidad.

Y termino, ahora sí, comentando que los precios que se dan para las uvas se sitúa en rangos parecidos a los del año pasado. Unos predicen (y seguimos hablando de predicciones) un precio igual y otros una cierta tendencia a la baja. En pocos días esta duda la solventaremos, y desde aquí se la contaremos.




En agosto no veas las viñas" data-width="600">

Carburos Metálicos
 
VinoEmpleo
 
Diam
 
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC
 
Enartis








Video de la semana
World Bulk Wine Exhibition
Abierto plazo de inscripción 2017.