Gestión Enológica



Gestión Enológica" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 02/11/2011

Gestión Enológica

En primer lugar, quiero agradecer la oportunidad que El Correo del Vino me presta de colaborar con ellos. La idea es hacer una sección técnica nueva que, espero, sea útil a todos los involucrados en el proceso que lleva de la viña a la copa.

¿Por qué Gestión Enológica?

El enólogo, como Director Técnico, debe estar al día de todo lo que atañe a Viticultura y Enología, ese será el principal objeto de esta sección. Pero, profesionalmente, es el mínimo se nos debe exigir, ser enólogos competentes. Debemos estar permanentemente actualizados en todas las tareas y procesos que llevan a la producción de uva y vino de calidad. Tenemos que conocer todas las novedades y mejoras que continuamente aparecen en el sector, en la viña, en la maquinaria y las técnicas de elaboración, en los productos enológicos, en los materiales auxiliares. Hay que estar al día en lo que se investiga y lo que se publica. La nueva sociedad de la información nos facilita el acceso a una gran cantidad de ella, quizás demasiada, pero para distinguir lo importante de lo accesorio, debemos recurrir a medios que nos filtren de manera coherente esa masa de información. A eso nos aplicaremos.

Pero también somos hombres de empresa, no podemos vivir al margen de su dinámica, de sus problemas, de su día a día. Ahí está la parte menos “sexy” de nuestro trabajo. Gestionamos recursos y personas, y en estos campos es dónde encontramos menos oportunidades de formación y de mejora.

A la visión técnica, imprescindible, debemos sumar visión de gestión. Emplear los recursos adecuados en cada situación, en cada vendimia, en cada depósito también es nuestra responsabilidad. Se hace indispensable, y no solamente por la actual situación, disponer de herramientas que nos permitan utilizar los medios materiales, que las empresas ponen a nuestra disposición, de manera eficiente. Debemos saber cuánto gastamos, dónde lo empleamos y qué valor añadido nos ha aportado. No sólo hay que hablar de gustos y aromas, también hay que manejar números.

En la gestión de personas el caso es más dramático, ¿cuántas empresas del sector cuentan con un verdadero Departamento de Recursos Humanos?, no uno “de Personal” que gestiona nóminas, contratos y poco más. Aparte del sentido común y de los errores cometidos, ¿de qué conocimientos disponemos para la gestión de personas? Y ¡ojo!, que son seres humanos, no máquinas, y la “avería” que podemos preparar es de difícil reparación.

También somos, a veces, la imagen de nuestra bodega, recibimos visitas, dirigimos catas, atendemos a la prensa y hacemos de relaciones públicas. Generalmente nos sale, mejor o peor, en función del desparpajo de cada uno y de su experiencia. Poca formación es este campo, tan importante, hemos recibido; no hemos tenido claro, ni nadie nos lo ha explicado, qué queríamos transmitir y cómo había que hacerlo. Hemos visto como enólogos de otras latitudes han apoyado el posicionamiento de sus países y sus empresas con gran éxito. Todo esto se estudia y se entrena.

También es imprescindible el conocimiento de lo que hay en el mercado, de lo que se vende; de lo que vendemos y de lo que se espera de cada botella de vino nuestro. Podemos hacer el mejor vino del mundo en nuestra opinión, pero si no llega al mercado vamos mal; así que atentos a lo que hay y anteojeras fuera, que la competencia es mucha y buena.

Es un sentir muy generalizado entre enólogos, y no sólo en las zonas menos pujantes, que nos falta marketing, publicidad, comunicación, ¿hacemos algo para remediarlo?, ¿tenemos claro qué es marketing?, ¿nos preocupamos de saberlo?

Ser enólogo, bajo mi punto de vista, es todo lo anterior. El peso de cada función en nuestro día a día dependerá de la cultura de cada organización, pero un adecuado nivel de cada una es imprescindible. No es función de El Correo del Vino formar, sino que procuraremos informar de cómo podemos mejorar en nuestro trabajo.

Así pues, queda inaugurado este espacio y abierto a toda persona del sector, independientemente de que sea enólogo o no, que tenga cualquier aportación positiva que hacer y que nos haga mejores profesionales del sector vitivinícola.

También procuraremos contar con profesionales de fuera del sector que puedan ayudarnos a mejorar en habilidades y capacidades, de manera podamos que tener desarrollo profesional a la altura de los actuales retos.




Gestión Enológica" data-width="600">
FENAVIN
Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
La WBWE prepara su primera edición en Asia
Yantai, 30 y 31 de mayo