Barcelona Wine Week quiere ser el nuevo punto de referencia para el vino español



Barcelona Wine Week quiere ser el nuevo punto de referencia para el vino español"data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">

Día 01/10/2019

Barcelona Wine Week quiere ser el nuevo punto de referencia para el vino español

Barcelona Wine Week, evento profesional dedicado al sector del vino e impulsado por Fira Barcelona a través de su sociedad Alimentaria Exhibitions, celebrará su primera edición del 3 a 5 de febrero de 2020 en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona. Una plataforma de negocio con el objetivo claro de dar a conocer las excelencias del vino de España para crear una imagen más fuerte del sector a nivel internacional y mejorar las exportaciones.


La presentación se llevó a cabo en Madrid, con la participación del director general de Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), José Miguel Herrero; el presidente de BWW y del Consejo Regulador D.O. Cava, Javier Pagés; el director general de la Federación Española del Vino, José Luis Benítez; el jefe del departamento de Vinos del ICEX, Alfonso Janeiro; y J. Antonio Valls, director general de Alimentaria Exhibitions.

Barcelona Wine Week, que recoge el testigo de Intervin, quiere posicionarse como la gran feria del vino español mostrando toda la diversidad y calidad vitivinícola del país. Se trata de “una feria innovadora creada con la participación del propio sector y para el propio sector”, según explicaba Pagés. El objetivo es crear una plataforma disruptiva de negocio para proyectar el potencial del vino español, transmitir una imagen fuerte y prestigiosa, y mejorar las exportaciones.


"Es necesario crear una marca país para aumentar las ventas de vino español en el extranjero y la BWW ayudará a ello", José Luis Benítez, director general de la FEV


El director general de la FEV remarcaba: “hay mucho vino que vender” y una de las necesidades, según afirmaba, a la hora de vender el vino es “la creación de marca país y la BWW ayudará a ello”.

Desde el MAPA han destacado el apoyo a la BWW para destacar la calidad de los alimentos españoles a nivel internacional y mostrar a España como un país productor y exportador. En este sentido, ICEX ha hecho una importante inversión, apoyando el programa de compradores internacionales, seleccionando de forma meticulosa, 300 compradores de más 30 países (como Reino Unido, Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza, Rusia, Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, China-Hong Kong, Japón o la India), a los que se sumarán los 1.000 compradores nacionales que acudirán al evento. Desde la organización, estiman que esta presencia de compradores se traducirá en cerca de 5.800 contactos B2B.

La BWW espera más de 600 expositores y contará con la más amplia representación de zonas vitivinícolas españolas para mostrar así la diversidad y la calidad de nuestros vinos: desde grandes marcas y grupos bodegueros, a productores más desconocidos y pequeños. Además de la zona expositiva tendrá un programa de actividades con propuestas diversas: desde debates y charlas, a catas gastronómicas y sensoriales. También contará con una zona dedicada a la coctelería y se planean actividades paralelas en la ciudad condal, para llegar al público general y fomentar la difusión de la cultura del vino. Es decir, se ha querido crear un evento transversal, que es “uno de los puntos fuertes del salón y uno de sus principales atractivos de cara al mercado internacional”, ha asegurado Antonio Valls.

El salón cuenta con el apoyo de las principales empresas, instituciones y organismos del sector en el ámbito nacional, así como con la colaboración estratégica de la FEV.

 

Comunicar para generar valor

Tras la presentación de la BWW se realizó una mesa redonda con la participación de Josep 'Pitu' Roca, sumiller del Celler de Can Roca, y Ferran Centelles, sumiller de El Bulli Foundation y corresponsal en España de JancisRobinson.com., moderada por el director general de Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), Rafael del Rey, para debatir los puntos que debe explotar el vino español para mejorar su imagen y sus ventas.

Ambos sumilleres hacían hincapié en la importancia de la comunicación y en saber seducir al consumidor. “Hay cosas que no estamos contando: somos el país con muchos viñedos en altura, en montaña, donde más diversidad vitivinícola hay, además de ser no sólo el mayor viñedo del mundo, sino los que contamos con mayor número de hectáreas de viñedo ecológico” afirmaba Roca.


“La revolución del vino no será tecnológica, sino humanista” 'Pitu' Roca


En este sentido, Centelles señalaba la importancia de seleccionar la información que queremos transmitir para seducir y enganchar al consumidor. Ya no se genera valor a un nivel de producción, explicaba, porque en líneas generales todo el mundo puede hacer buen vino, por eso, Roca insistía: “La próxima revolución del vino no será tecnológica, sino humanista, de las personas que hay detrás”, es decir, de cómo trabajan, de la sostenibilidad, temas que en el contexto español se dan y se deben comunicar.

En resumen, contarlo, darlo a conocer, porque como exponía Centelles las únicas formas de que un vino tenga valor es “si se ha probado, si se conoce o si te lo han recomendado”.

Por tanto, la BWW espera poder dar a conocer nuestros vinos para ponerlos en valor y captar así nuevos compradores y mejorar la internacionalización de los vinos españoles.



Barcelona Wine Week quiere ser el nuevo punto de referencia para el vino español" data-width="600">

Lallemand
Enolviz
Della Toffola
Lev2050
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.